Paso 2: Cómo conseguir plaza en un Centro de tratamiento de Atención Temprana

Antes de seguir, es importante que sepas que existen dos tipos de plazas de Atención Temprana:

  • Plazas de tratamiento: Intervención programada directa con el niño, prestándole coordinadamente los tratamientos que el niño precise.
  • Plazas de apoyo y seguimiento: Intervención que permite dar respuesta a niños en condiciones de riesgo que, por sus características, requieren que se valore y apoye su evolución de forma continuada y regular.

Si la evolución del niño es buena se le puede pasar de plaza de tratamiento a plaza de seguimiento. O al revés, si se detecta en los seguimientos que el niño requiere de un tratamiento continuado, se le puede pasar a una plaza de tratamiento.

Esta es la teoría de por qué existen estos dos tipos de plazas. Sin embargo, y desgraciadamente, la realidad no es así. Hay mucha lista de espera para los tratamientos de Atención Temprana y no hay plazas de tratamiento suficientes así que en muchas ocasiones se mete a niños que requieren tratamiento en las plazas de seguimiento, bajan las listas de espera pero los niños no reciben el tratamiento necesario. Si es el caso de tu hijo, ¡quéjate!

  • Una vez hecha la valoración (incluso antes de tener reconocidas las Necesidades de Atención temprana) hay que solicitar una plaza en algún Centro donde puedan tratar a tu hijo. Puede ser:
    • Un Centro de Atención Temprana  (CAT) o
    • Un Centro Base (CB) de la Comunidad de Madrid.
  • Te toca elegir Centro. Para ver las opciones que tienes con respecto a Centros de Atención Temprana pincha aquí. Y aquí puedes encontrar los Centros Base. En ambos tipos de Centros se puede recibir tratamiento de Atención Temprana. Los Centros Base son públicos pero los CAT son entidades privadas; cada Centro es un mundo, aunque cumplen ciertas normas comunes por el concierto que tienen con la Comunidad de Madrid.

En este punto, tenéis que decidir qué criterios son más importantes para vosotros (para vuestro hijo y para la familia): cercanía, vinculación con una discapacidad o enfermedad específica, horario, tipo de tratamiento, etc. Ten en cuenta que, una vez consigues plaza, es un tratamiento largo y frecuente (irás entre 1 o 3 veces por semana hasta que el niño empiece la educación obligatoria -Primaria) y es importante que familiarmente os podáis adaptar bien a esta nueva situación. Por teléfono, en general, suelen atender muy bien, pero te recomendamos que visites las instalaciones y pidas una cita informativa con la Dirección de los Centros de tu interés

  • Aquí encontrarás la solicitud, cómo rellenarla y dónde y cómo presentarla.
  • Son los Técnicos de la Consejería de Políticas Sociales y Familia los que gestionan la solicitud. Cada técnico tiene asignados varios Centros y, según las preferencias de las familias (en la solicitud se permite poner dos preferencias, en primer y segundo lugar) y según la lista de espera de los Centros, te asignan un Centro. También se tienen en cuenta criterios de zona, de tratamientos necesitados (no en todos los Centros hay los mismos tratamientos) y según posibles horarios (por ejemplo, los Centros Base sólo realizan tratamiento por la mañana)
  • Tu hijo pasa a la lista de espera de plaza para ese Centro que te han asignado. Este proceso puede ser largo, ya que hay mucha demanda.

Si ves que se alarga demasiado y consideras que a tu hijo le urge tratamiento puedes pedir en el Centro el contacto del Técnico que lo lleva e interesarte por la situación (es decir, si haces presión puede que el proceso se acelere).

Ten en cuenta que son los Técnicos de la Dirección General de Atención a Personas con discapacidad los que gestionan las solicitudes y las listas de espera de las plazas de Atención Temprana (ver Real Decreto 46/2015).

Ir al Paso 3

Facebooktwitterlinkedin